EnergíaInstalaciones electricasRenovables

La nave de explotación frutícola situada en Torrente de Cinca (Huesca) cuenta desde el pasado mes de mayo con un nuevo campo solar fotovoltaico de 126KWp, en el que 360 placas, instaladas en su azotea por ME Portolés, permiten a la nave autoabastecerse de energía renovable, a la vez que ahorrar un 30% de su consumo energético anual.

Como precedente a la instalación de dicho campo, Frutas Pons contó con un estudio previo elaborado por ME Portolés, a partir del cual, una vez mostrada al detalle la energía que dicha nave consumía durante un período anual, se tomó la decisión de implantar un nuevo campo solar fotovoltaico, cuyas características permitiesen a la explotación reducir al máximo su consumo energético, a la vez que disponer de una energía 100% renovable y eficiente.

Desde entonces y hasta día de hoy, 360 placas de solar fotovoltaica, de 350W cada una,  permiten a Frutas Pons generar hasta el 80% de su propia energía, en las horas de mayor radiación solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario