NoticiasRenovables

FUENTES: energiasrenovables.com; AleaSoft y REE

En un año plenamente atípico, y pese ha haber transcurrido únicamente la mitad de este, la implantación y producción de la fotovoltaica en España no para de crecer. Y es que las primeras buenas noticias tuvieron su momento en verano de 2019, cuando en un solo mes se instalaron más MW de fotovoltaica que en los último siete años. Desde entonces, y hasta día de hoy, el crecimiento ha llegado a superar incluso los dos dígitos en algunos meses, según un análisis realizado por AleaSoft.

El impulso recibido por las subastas de renovables y por los ambiciosos objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) ha supuesto la clave de esta explosión de la fotovoltaica. El PNIEC español ha designado la fotovoltaica como la tecnología que liderará la transición energética y la descarbonización del sector eléctrico en España. El objetivo del Plan es llegar a casi 40 GW de fotovoltaica en 2030 y situarse como la segunda tecnología en capacidad instalada, solo por detrás de la eólica.

Por lo que se refiere a la producción de electricidad, los récords de la fotovoltaica se han ido sucediendo desde inicios de año. En febrero, se empezaron a encadenar récords de producción instantánea, un récord que ahora mismo corresponde a finales de junio. También en febrero la solar, fotovoltaica y termosolar, superó por primera vez la producción instantánea de la nuclear. Pero los récords no se acaban aquí; en este 2020, solo hasta julio, la fotovoltaica ya ha producido más electricidad que en todo 2019 y un 20% más que en todo 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario